Personal

21/06/2022 – Qué hacer con las sanguijuelas mientras trabaje en el alcanate

Si no encarrilo mi vida, no podré abrirme a nadie, no podré compartir nada de mí, y estaré solo. Tengo que seguir trabajando, seguir moviendo la pesada carga del día, hasta que triunfe mi voluntad sobre el mundo, y no tenga que esconderme por vergüenza.

Así me libro de más sanguijuelas. Por otra parte, he de lidiar con las que ya tengo. A la vampiresca hay que evitarla y, sobre todo, cualquier conflicto con ella. A la gente que me pide favores, rechazárselos de primeras, y no aceptar hasta haberlo meditado. Esto me pasa mucho los domingos por la mañana, creo que me vendría mejor descansar esas horas, lo comunicaré con cuidado.

Seguiré orando y trabajando en el alcanate, tenemos que hacerlo, pasarán muchos años hasta que obtengamos lo que queremos.

Standard
Personal

El final de una infancia

Le vi su perfil, adormilado, y me di cuenta de ella. Me pareció una muchacha refinada, lo que me hace gracia porque no es así. Antes, me había percatado de su madre, que iba delante de ella, la mujer más hermosa que haya visto jamás, y además esto con mucha diferencia. En seguida supe que este día iba a ser especial, quizá triste, quizá decepcionante, pero nunca dejaría de ser especial.

A la hora de comer, ocurrió algo sorprendente, por alguna razón la madre se fijó en mí. Fue muy buena conmigo aquellos días, como si me apreciara. A aquella mujer le agradaba yo, cuando yo pensaba al principio, por inseguridad, que me despreciaría.

No solamente esto, también la hija se acercó a mí en alguna ocasión, aunque no estoy seguro de lo que pensaba sobre mí, creo que ella tendría sensaciones confusas. Eran atractivas mi inteligencia, profundidad y madurez. No lo era especialmente mi seriedad, ni mi inseguridad.

Sería el comienzo de unos años largos, de crueldad, confusión, e impotencia. Un niño era precipitado a la vida adulta, a sus complejidades y a su amargura. Allí encontrará a Dios con más profundidad que nunca, pero también verá su vida, y sus ilusiones, postradas en tierra, al menos por un tiempo. ¿Cómo hacer frente al futuro tras todo esto? es lo que se pregunta. Sólo queda esperar en Dios, y acometer con fiereza cada prueba que Él le prepare, hasta la vida eterna; y allí, podrá reunirse, con todo lo bello, todo lo bueno y todo lo admirable que en vida pudo contemplar, o en sueños imaginar, y mucho más.

Standard
Erótico

Sabe que le es placer sencillo

Sabe que le es placer sencillo,
Hacerme doblegar a devoción,
Postrarme, empujado allí por amor,
A sus pies, blasón de su poderío.

Pues hacen ambos estragos en mí,
Los menos temibles de su utillaje,
Qué no hará esta divina emperatriz,
Si con todas sus armas me atacase.

Ambos se elevan con alta soberbia,
A su paso, suenan duras descargas,
Que incitan sin medida su inmodestia,

Dan aviso, de que llega con pujanza,
Me exigen, humillante reverencia,
Y desatan, mi admiración colmada.

Standard